Escudo de la República de Colombia
Panel de Accesibilidad

Columnas

La Universidad Nacional de Colombia de cara al país

22 octubre 2022 | Columna | El Espectador

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Misión de Sabios han construido un conjunto de referencias en el que se inscribe la hoja de ruta que nuestro país debe seguir para la construcción de una sociedad más igualitaria y pacífica. En este contexto nuestra institución reconoce tres grandes retos de país: política pública, basada en evidencia científica y apoyada por las nuevas tecnologías; innovación transformativa, para construir nuevas relaciones entre el Estado, el mercado y la sociedad civil que impulsen el desarrollo sostenible; y gestión del conocimiento para el bien común, armonizando funciones misionales para la formación integral.

El liderazgo académico nacional en un entorno global es un eje estratégico del Plan Global de Desarrollo de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), que retoma las apuestas de sus fundadores para consolidar un proyecto cultural que incida en las decisiones de manera democrática, incluyente, equitativa y participativa. Nuestra comunidad universitaria participa activamente en los sistemas nacionales, regionales y locales de ciencia, tecnología e innovación. De este modo hemos intervenido en distintos espacios, orientando decisiones de política pública que articulan lo local con lo global y respondiendo a las necesidades de los territorios.

La Escuela Permanente de Pensamiento Universitario (EPPU) es una estrategia de la UNAL que durante los últimos siete años ha acompañado a los académicos dispuestos a trascender las lógicas tradicionales del aula y el laboratorio para participar activamente en las transformaciones sociales del país en un entorno global. La Escuela fomenta alianzas interinstitucionales entre la UNAL y las entidades del Estado y la sociedad civil que han permitido su reconocimiento como asesor válido en la definición e implementación de políticas públicas y que la ubican como referente en el ámbito de los centros de pensamiento del país. (UNAL, Balance Social 2019)

La Escuela se fortalece e incide en política pública a partir del trabajo académico que se realiza a través de instrumentos como los centros de pensamiento, las cátedras nacionales, los centros de excelencia, los focos y los observatorios.

Los focos son espacios de discusión académica que responden a temas puntuales de importancia nacional. Un ejemplo de los análisis de coyuntura que realiza la EPPU es el caso de la Comisión técnica independiente de la UNAL que emitió conceptos para ser considerados por el Consejo de Estado para la prohibición, o no, del Fracking.

Las Cátedras Nacionales convocan a la comunidad universitaria a pensar, discutir y proponer soluciones sobre asuntos de trascendencia nacional. En los últimos años se han realizado 29 cátedras que han respondido a la exigencia social de pensar asuntos tan trascendentales como la construcción de paz, el derecho a la salud y el problema ambiental.

Los observatorios permiten profundizar las capacidades de investigación de la Universidad sobre temas concretos. La UNAL y la Unidad de Planeación Minero-Energética, por ejemplo, han unido esfuerzos para crear un Observatorio para la Transición Energética en Colombia.

Los centros de Excelencia son redes de trabajo colaborativo que persiguen fortalecer la gestión del conocimiento para el desarrollo sostenible de nuestro país y la acción en áreas de importancia estratégica. Es el caso del Centro de Excelencia en Geociencias de la UNAL y el Servicio Geológico Colombiano, que investiga en temas como la paleontología, la vulcanología y la geología.

Los Centros de Pensamiento construyen sinergias entre la academia y la sociedad civil que permiten, desde el trabajo colaborativo, evaluar y formular políticas públicas acordes a las necesidades de las comunidades. En la actualidad la UNAL cuenta con 27 centros de pensamiento activos.

Precisamente, gracias a la madurez que muchos de los Centros de Pensamiento de la EPPU han alcanzado, recientemente se consolidó un paquete de recomendaciones que pretende sumarse al espíritu participativo y deliberativo que orienta la construcción del Plan Nacional de Desarrollo de nuestro país. Se trata de una serie de propuestas técnicas, ordenadas bajo un esquema de análisis de los problemas, de sus implicaciones y de diseño de alternativa de solución a los mismos. Este documento denominado “Construir la paz y cuidar la vida. Recomendaciones para el Plan Nacional de Desarrollo 2022-2026″ surge del proyecto “Conflicto Violento y Paz”, puesto en marcha por el Centro de Pensamiento Región-Nación de la Universidad Nacional de Colombia, que al día de hoy convoca 40 investigadoras e investigadores de cinco Sedes de la Universidad Nacional (Amazonía, Orinoquía, La Paz, Manizales y Bogotá), además de las Universidades del Valle, Nariño, Militar Nueva Granada, Tecnológica del Chocó, de los Andes y City of New York, y organizaciones como Dejusticia, Paz y Reconciliación, Centro de Investigación y Educación Popular (CINEP), Centro de Investigación y Acción para la Paz y los Derechos Humanos (CIPADH), Transnational Institute y Mujeres Comité Nacional de Paro (Documento Construir la paz y cuidar la vida, 2022).

Este es un claro ejemplo de los espacios de diálogo y deliberación que, junto con las demás universidades del país, queremos consolidar; espacios que abren nuevos caminos para la construcción de una Colombia justa, equitativa y en paz, soportada en la reconciliación y en la participación de todas y todos.

*Rectora, Universidad Nacional de Colombia.

@DollyMontoyaUN

Compartir