Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Cuidando la vida retornaremos a los campus universitarios

La presencialidad es insustituible en la formación. Así lo asumimos en la Universidad Nacional de Colombia por cuanto reconocemos que las clases son apenas una parte del conjunto de experiencias que se dan en la docencia, la investigación, el trabajo con las comunidades y el encuentro de la comunidad universitaria con la cultura, el deporte y las artes, que da lugar a una formación integral desde la vivencia cotidiana e intensa de los campus. Tal como lo han hecho más de 1.200 millones de estudiantes en el mundo, según la UNESCO, y siguiendo las orientaciones de nuestros científicos y expertos, hemos aplazado los encuentros físicos. Sin embargo, desde el segundo periodo académico del 2020, se han desarrollado en los campus algunas actividades presenciales de investigación y desarrollo tecnológico en temas relacionados con la pandemia, así como para dar continuidad a otras investigaciones que requieren laboratorios y prácticas en pregrado y posgrado con cumplimiento de estrictos protocolos de bioseguridad.**

Para el 2021 la Universidad asume como prioridad continuar con este proceso gradual de retorno a la presencialidad en los campus. Así se hará en tanto sea seguro para la comunidad universitaria, toda vez que el derecho a la vida es la condición fundamental de garantía para los demás derechos.

Lamentablemente en estos primeros días del año afrontamos la triste partida de los profesores Marcel Silva Romero, de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales, y Luis Carlos Jiménez Bulla, de la Facultad de Ciencias, enormes pérdidas para nuestra comunidad y para el país que se suman a los profesores Alejandro Chaparro y Jaime Alfonso Beltrán, a tres funcionarios administrativos, a nueve docentes pensionados, a 19 administrativos pensionados y a una estudiante, miembros de la comunidad universitaria de la Universidad Nacional que han sido víctimas de la pandemia. Todos ellos serán recordados como parte de la memoria de la que se siente orgullosa nuestra Universidad.

Todos añoramos volver a nuestros bellos campus universitarios; pero, para hacerlo, necesitamos superar este segundo pico de la pandemia. El autocuidado de la población será clave para ello, así como una ejecución pronta y masiva del plan nacional de vacunación. Conscientes de esto, y con la convicción de seguir apoyando a la sociedad en medio de esta crisis, la Universidad Nacional de Colombia ha presentado una propuesta que servirá de soporte a la vacunación en el país.

Entre las acciones propuestas podemos destacar la disposición de nuestros espacios físicos como lugares para la vacunación en Bogotá, Medellín, Manizales, Palmira, Leticia, Arauca, Tumaco, La Paz y San Andrés, algunos de ellos con disponibilidad de ultracongeladores; capacitación, virtual e interactiva, a los profesionales de la salud que en las diferentes regiones del país se encargarán de la vacunación; diseño y desarrollo de un plan de comunicaciones que permita la difusión de información veraz y oportuna frente al proceso de vacunación; seguimiento y vigilancia epidemiológica para maximizar la efectividad de la vacuna en el conjunto del cuerpo social; y trabajo con las comunidades y los territorios en procesos pedagógicos que den impulso a liderazgos locales para una mayor apropiación colectiva de la importancia de la vacuna en las regiones y comunidades del país.

De la velocidad con que avance la vacunación de las poblaciones vulnerables, y del cuidado responsable de la población en su conjunto, dependerá que no sigamos registrando noticias fatídicas, que podamos recuperar como nación una relativa normalidad en nuestras relaciones sociales y económicas, y que las universidades volvamos sin riesgo a disfrutar de nuestros campus como espacios de encuentro y de formación.

En todo caso, la pandemia nos ha traído importantes aprendizajes humanos y académicos. La solidaridad y la flexibilidad, así como el empleo intensivo de las tecnologías de la comunicación en la educación y el trabajo, han abierto, en medio de la pandemia, nuevas oportunidades para enriquecer las experiencias universitarias. La tarea de este año seguirá siendo cuidar la vida y avanzar en las transformaciones que se correspondan con la identidad y la cultura institucional de una Universidad que forma investigadores y profesionales como ciudadanos integrales y que gestiona conocimiento al servicio de la nación.

* Rectora, Universidad Nacional de Colombia.

@DollyMontoyaUN

** En la página: http://rectoria.unal.edu.co/ podrá consultar las diversas acciones que ha emprendido la UNAL durante la pandemia.