Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Convergencia por Colombia para el diálogo constructivo

El diálogo implica el reconocimiento del otro, de sus necesidades, reclamos y creencias y, tras cerca de un mes de convulsión social, parece que ese reconocimiento está empezando a florecer en nuestra sociedad. Así lo demuestran las imágenes que nos han dejado las reuniones que, en distintas partes del país, han empezado a darse entre los jóvenes y diversos protagonistas de la protesta y las instituciones del Estado, empresarios y organizaciones sociales, en los barrios y en los puntos de movilización.

Los espacios de diálogo que se están configurando constituyen una oportunidad para buscar soluciones de corto, mediano y largo plazo a problemas estructurales como la inequidad, la pobreza y el desempleo y para revitalizar nuestra democracia e impulsar una agenda de desarrollo desde los territorios que sea económica, ambiental y socialmente sostenible y que nos sirva para dejar atrás definitivamente nuestra larga historia de violencia.

Las universidades, como escenarios naturales de encuentro, discusión y construcción colectiva, nos hemos ofrecido para acompañar y motivar estos espacios de diálogo. Con este espíritu, siete universidades públicas y privadas presentamos el pasado 5 de mayo la Carta Universitaria a la Nación Colombiana, en la que proponemos aportar nuestro conocimiento para avanzar en la solución de la actual crisis y constituir espacios de diálogo entre los distintos actores sobre problemas centrales que consideramos deben ser abordados para hacer propuestas que permitan convertir esta situación en una verdadera oportunidad de transformación.

Se están desarrollando distintas iniciativas para recoger las inquietudes de los jóvenes y de los demás sectores sociales. Entre ellas cabe mencionar el llamado a la conversación que se ha hecho en Bogotá, liderado por universidades públicas y privadas, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la iglesia católica en Bogotá, y la invitación hecha por la Asociación Colombiana de Universidades (ASCUN).

La Universidad Nacional de Colombia contribuye al diálogo con ocho mesas de trabajo para hacer una primera aproximación a estos problemas, reconocer aspectos relevantes y construir conjuntamente propuestas sobre puntos críticos de la actual movilización social (https://convergenciacolombia.unal.edu.co/).

Cada una de las mesas, compuestas por profesores de las distintas sedes que conocen en profundidad los problemas y han tenido liderazgo en ellos, elaboró un primer diagnóstico de la situación y una serie de propuestas para el corto, mediano y largo plazo.

El conjunto de propuestas ha sido puesto a disposición de distintos actores, entre ellos el Gobierno Nacional y el Comité del Paro y se encuentra en la plataforma Convergencia por Colombia para recibir aportes de toda la ciudadanía. Allí también estaremos recogiendo las propuestas de quienes quieran contribuir a esta construcción colectiva.

Convergencia por Colombia ha convocado también a una serie de Diálogos Convergentes sobre movilización social, pacto social y fiscal, derecho fundamental a la salud, juventud y cambio cultural. Invitamos a los jóvenes y a los demás sectores de la sociedad a participar en estos encuentros.

El diálogo abierto e informado, la escucha, el respeto por el otro, el reconocimiento de las diferencias y la disposición a cooperar donde se tienen propósitos compartidos son las herramientas con las que se construye conocimiento y se tejen los vínculos sociales. Con ellas se amplía la conciencia de las personas, se ponen en evidencia las necesidades y los desequilibrios que deben ser corregidos y se avanza en las soluciones necesarias y pertinentes para la defensa de los derechos humanos y la construcción de nación desde los territorios, en paz, con justicia y con equidad.

*Rectora, Universidad Nacional de Colombia.

@DollyMontoyaUN