Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Alta calidad, condición indispensable para la formación de ciudadanos integrales

La acreditación institucional tiene como principal objetivo garantizar a la sociedad que las instituciones de educación superior públicas y privadas cumplan con los más altos estándares de calidad y realicen sus propósitos y objetivos. En el marco de su autonomía universitaria, la Universidad Nacional de Colombia se acogió a este proceso como parte de su compromiso con una educación de excelente calidad que contribuya al desarrollo sostenible y sustentable del país y del planeta.

El pasado 25 de agosto el Ministerio de Educación Nacional renovó por 10 años, el tiempo máximo posible, la Acreditación de Alta Calidad Multicampus de la Universidad Nacional de Colombia. Nuestra institución se encuentra acreditada, en el conjunto de sus sedes, en virtud de la calidad sus programas académicos, su organización y funcionamiento y el cumplimiento de su responsabilidad social.

Este reconocimiento, de trascendental importancia para la consolidación de nuestro proyecto científico, cultural y colectivo de nación, es el resultado del trabajo colectivo de nuestra comunidad universitaria a lo largo de más de 153 años, en procura de prestar el mejor servicio posible a las distintas comunidades que integran nuestra nación.

A la par de promover el desarrollo personal, social y cultural del país, nuestra comunidad universitaria ha sido reconocida por su permanente compromiso con la paz, la democracia y la defensa del interés público, como parte de la herencia que hemos recibido desde los albores de la República, a partir del liderazgo de reconocidas figuras como Manuel Ancízar, Agustín Nieto Caballero, Gerardo Molina y José Félix Patiño Restrepo, entre muchos otros.

Alcanzar esta distinción es un proceso de largo aliento que involucró a profesoras, profesores, estudiantes, egresados y personal administrativo, así como a las distintas comunidades que habitan los territorios donde la Universidad hace presencia a través de sus nueve sedes. Gracias al riguroso proceso de autoevaluación que realizamos durante los últimos años podemos contar con una detallada radiografía de lo que hacemos para mejorar nuestras labores de docencia, investigación y extensión, y nuestro impacto en la sociedad.

Un equipo conformado por pares académicos nacionales e internacionales, expertos en distintos campos del conocimiento, evaluaron nuestros programas académicos, visitaron nuestras distintas sedes y sostuvieron una serie de encuentros con personas que hicieron parte del proceso de autoevaluación, con el fin de corroborar en el terreno la calidad de nuestro proyecto institucional.

Las recomendaciones derivadas de esta evaluación han sido valiosos aportes para el continuo mejoramiento, para comprender y asumir nuestras responsabilidades como miembros de una comunidad universitaria que busca optimizar y fortalecer la calidad de las prácticas pedagógicas, la formación integral de los estudiantes, la transferencia del conocimiento a los distintos sectores sociales, la transparencia en la gestión administrativa y, en general, la coherencia entre nuestros propósitos, valores y acciones. A partir de la experiencia vivida en la Universidad, nos proyectamos hacia la creación de un sistema de evaluación permanente de la calidad que fortaleza nuestra capacidad de planeación y contribuya al mejoramiento de nuestro trabajo como comunidad integrada.

El proceso de acreditación institucional, liderado por el Consejo Nacional de Acreditación (CNA), se ha transformado para evaluar a las universidades del país más allá de las condiciones y de los procesos asociados tradicionalmente a la calidad de la educación y, en especial, para hacer énfasis en el impacto social que generan las instituciones de educación superior y el resultado que alcanzan en el desarrollo de las distintas funciones misionales.

El nuevo modelo de acreditación institucional, en cuyo diseño e implementación hemos participado varias universidades del país, busca llamar la atención de las instituciones de educación superior sobre la responsabilidad que tenemos en la transformación social de nuestro país, a través de la investigación, la innovación y el trabajo con las comunidades.

En la Universidad Nacional de Colombia entendemos la acreditación de alta calidad como un medio para consolidar nuestra responsabilidad en la construcción de una sociedad más justa y equitativa, a partir del trabajo coordinado con las distintas instituciones de educación superior del país, en cooperación con nuestros pares de América Latina, el Caribe y del resto del mundo. El futuro de nuestras universidades es también el futuro de nuestras sociedades.

@DollyMontoyaUN

* Rectora, Universidad Nacional de Colombia.