Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Día Mundial del Hábitat, un llamado a la acción

El próximo 4 de octubre se conmemora el Día Mundial del Hábitat. Este año, sus organizadores se han planteado como objetivo impulsar acciones para hacer posible un planeta sostenible. Por nuestra parte, desde la Universidad Nacional de Colombia, reconocemos la urgencia climática como un compromiso prioritario en nuestro ser y hacer universitario; es, de hecho, un tema que nos convoca a trabajar de manera conjunta con otras instituciones y grupos sociales en la agenda pública para emprender acciones encaminadas a preservar el espacio donde podemos habitar.

La crisis climática está afectando a todas las regiones del planeta como consecuencia de los acelerados índices de calentamiento global. Como advierten los científicos en el último informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPPC), la temperatura en el planeta se ha elevado cerca de 1,2 grados Celsius y se pronostica que este incremento llegue a 1,5 °C entre 2030 y 2052, si no se toman las medidas necesarias para evitarlo. Este documento, además de alertar sobre el grave pronóstico ambiental, nos hace un llamado a tomar acciones individuales y colectivas, determinantes para el futuro del clima y de toda forma de vida en el planeta.

En este contexto, son urgentes las transformaciones del sentido y del ethos de la universidad ante la crisis ambiental- transversal a la actual crisis sanitaria, sociocultural y económica- que vivimos como consecuencia de nuestras formas de explotación de la naturaleza. Como instituciones de Educación Superior, debemos incorporar en nuestras labores misionales, docencia, investigación y extensión, principios básicos de la ética y la ecología que implican la comprensión del individuo como ser interdependiente, con valores de solidaridad, colaboración, responsabilidad, reciprocidad, equilibrio y armonía. Todos los habitantes del planeta estamos obligados a cuidar y preservar las distintas formas de vida, transformando nuestra forma de habitar el mundo.

En la Universidad nos hemos propuesto implementar y consolidar el Ecosistema de Campus y Campos Sustentables, a partir de la propuesta de interpretación ambiental “Ecosistema-Cultura”, como desarrollo de la Política Ambiental de la UNAL, aprobada por el Consejo Superior Universitario, que conecta el quehacer universitario con el conocimiento y cuidado del ambiente en nuestros campus y en todo el territorio nacional. Tenemos el propósito de continuar aportando al país innovación social y tecnológica en pro de la recuperación de nuestro hábitat.

En el Observatorio Colombiano de Energía, en alianza con la Unidad de Planeación Minero-Energética (UPME) y el Ministerio de Minas y Energía, hacemos seguimiento a la política energética del país y acompañamos la toma de decisiones informadas sobre la implementación de la transición energética con nuestros estudios y conocimiento de las tendencias mundiales en la materia. Continuamos comprometidos con la Red Colombiana de Conocimiento en Eficiencia Energética –RECIE–, la primera red de universidades públicas y privadas de Colombia que trabaja, en conjunto con el Estado y corporaciones ambientales nacionales e internacionales, sobre eficiencia energética y redes de conocimiento ambiental. Estamos consolidando, con la participación de distintos grupos interdisciplinarios de la Universidad Nacional, el Centro de Excelencia en Energía, donde se desarrollarán nuevos tipos de energía renovable con recursos naturales como el sol, el viento, la biomasa vegetal y animal, el movimiento de las olas del mar y el hidrógeno verde, y se implementan de nuevas tecnologías para el uso final de la energía en todos los sectores del consumo y la vida cotidiana.

La crisis que estamos afrontando es una oportunidad para trabajar de manera conjunta por nuestra casa común. Necesitamos un cambio de vida, un cambio en nuestras acciones cotidianas individuales y colectivas, para tener una relación de mayor responsabilidad y cuidado con el mundo que nos rodea. Es vergonzoso que se reconozca a Colombia como uno de los países más peligrosos para los defensores del medio ambiente. No podemos seguir permitiendo que los líderes sociales pierdan sus vidas en defensa del hábitat, como ha ocurrido con Fernando Vela, nuestro egresado de la facultad de Medicina. Necesitamos encontrar formas armoniosas de relación con la naturaleza y aprender otros modos de habitar el mundo. Algunos de ellos se expresan en la sabiduría de las comunidades originarias, en la riqueza cultural y artística de nuestros pueblos. Debemos conservar nuestros recursos naturales y culturales como patrimonio que son del país y la humanidad.

Como señalé en mi discurso de posesión para la Rectoría, el cambio cultural que necesitamos “busca transformar nuestra manera de relacionarnos entre nosotros y con el mundo, (…) reconocernos en nuestra humanidad como seres que necesitan del ambiente y la vida en comunidad, seres enamorados del conocimiento y el aprendizaje, seres que florecen gracias a que prospera su entorno natural y cultural, seres conscientes de los límites de nuestro hogar planetario, que salvaguardan el interés común de todas las especies que habitamos en este mundo”**.

@DollyMontoyaUN

* Rectora, Universidad Nacional de Colombia.

** La incertidumbre, oportunidad para cambiar el mundo. Discurso de toma de posesión de la Rectoría de la Universidad Nacional de Colombia 2021-2024.