Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Cero tolerancia a las violencias de género en las universidades

El pasado 25 de noviembre, día Internacional de Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, en la Red de rectores de las Macrouniversidades de América Latina y el Caribe, liderada por la Universidad Nacional Autónoma de México, firmamos la Declaración de Tolerancia Cero hacia la Violencia de Género en nuestras universidades.

En América Latina, una de cada tres mujeres ha sufrido violencia de género, el 60% de las mujeres trabajan en la informalidad y solo el 4% son ejecutivas. Este es el reflejo de las prácticas de poder, dominación y control que se han naturalizado en nuestras sociedades. Las instituciones de educación superior debemos liderar, en coherencia con el sentido y ethos universitario, un cambio cultural encaminado hacia la inclusión, la equidad de género y el reconocimiento de la degradación humana que ejerce en las mujeres todo tipo de violencias -simbólica, psicológica, económica, patrimonial, física y sexual-, debilitando la democracia.

Una de nuestras tareas pendientes, como instituciones de educación superior, es alinear nuestros propósitos, acciones y valores con el cumplimiento del quinto objetivo de la Agenda 2030 de la ONU: “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”. Debemos prevenir la violencia de género tanto al interior de las instituciones como en la vida en comunidad; proponer estrategias de igualdad y equidad de género; acompañar la formulación de políticas públicas e institucionales; y fortalecer las estrategias de prevención, mitigación y sanción sobre esta grave problemática.

En los 154 años de la Universidad Nacional de Colombia, grandes han sido los esfuerzos académicos e institucionales para aportar a la equidad de género y a la reivindicación de los derechos humanos, pero aún tenemos un largo camino por recorrer en la superación de esta problemática. Actualmente, estamos trabajando en nuestras nueve sedes para lograr un ingreso paritario, ya que a la fecha contamos solo con un 37% mujeres estudiantes de pregrado en nuestros campus.

La UNAL, desde la década de los setenta, ha liderado los estudios de género en el desarrollo de sus funciones misionales de docencia, investigación y extensión. Contamos, en la Facultad de Ciencias Humanas, con la primera Escuela de Estudios de Género de Colombia, que ha tomado la bandera en pro de la equidad, estudiando y acompañando procesos institucionales, locales, regionales y nacionales como la formulación del Acuerdo Nacional por la Equidad entre Mujeres y Hombres, propuesto por la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, y la formulación de la Política de Equidad de Género en la Educación, propuesta por el Ministerio de Educación Nacional. Fuimos la primera Universidad del país que propuso la “Política Institucional de Equidad de Género y de Igualdad de Oportunidades para Mujeres y Hombres”. También, consolidamos el Observatorio de Asuntos de Género y el Protocolo para la prevención y atención de casos de violencias basadas en género y violencias sexuales, que actualmente está en evaluación para su mejoramiento continuo, alineado con el Plan Estratégico Institucional con horizonte al 2034.

La UNAL es una de las 37 universidades públicas de los 20 países de América Latina y el Caribe que hacen parte de la Red de Macrouniversidades que hoy firmaron la Declaratoria de Tolerancia Cero hacia la Violencia de Género. Esta declaratoria propone reforzar los esfuerzos de prevención a través de la sensibilización y la capacitación; realizar campañas de difusión y programas de sensibilización para la eliminación de los estereotipos; consolidar ambientes seguros en la universidad con el fortalecimiento de la cultura institucional de denuncia; y transversalizar la perspectiva de igualdad de género en el currículo, entre otros.

Como lo mencioné en la conferencia Tareas de las universidades en la construcción de equidad de género, en el marco de esta declaratoria “debemos incorporar en cada una de las Instituciones un cambio cultural basado en el reconocimiento de los derechos humanos y el aprovechamiento de las capacidades de la mujer para multiplicar las posibilidades y oportunidades de desarrollo sostenible y sustentable de los países, construyendo colectivamente entre todas y todos”.

Invitamos a las universidades del país, de Latinoamérica y del mundo a continuar fortaleciendo nuestros lazos de cooperación para alcanzar los grandes propósitos que compartimos, como la anhelada equidad de género.

* Rectora, Universidad Nacional de Colombia.

@DollyMontoyaUN